Bloogie

Noticias de actualidad

Remedios naturales para motivar nuestro cuerpo en invierno

motivar cuerpo invierno

Con la llegada del invierno muchos de nosotros aprovechamos para pasar el día calentitos en la estufa, viendo películas en plan familiar con nuestras parejas. Pero cuando ya llevamos unos cuantos meses así, nuestro cuerpo nos empieza pedir rayos de Sol y actividad, y muchas personas ante la carencia de estas dos cosas tan importantes, caen en depresión. En esta entrada os vamos a enseñar unos truquitos para que esto no pase.

La base científica detrás de esto indica que son los niveles de serotonina (que descienden durante el invierno) los que causan nuestra depresión, que en muchos casos irá desde algo leve y pasajero hasta una cuestión más grave.

Proporciónale energía a tu cerebro: el cerebro, aunque no se diga en la mayoría de ocasiones, es el encargado de manejar todo nuestro cuerpo y es por eso que es vital dotarlo de los mejores alimentos: hidratos de carbono de alta calidad, como verduras y legumbres. También frutas, para que obtenga energía rápidamente. Con un cerebro bien alimentado de elementos esenciales, rendiremos mucho más y no

Aumenta tu consumo de proteínas: la tirosina es un aminoácido esencial que se encuentra en fuentes ricas de proteína, este componente ayuda a tu cuerpo a producir dopamina. Los huevos naturales, la carne magra, los frutos secos y las semillas.

La hierba de San Juan: esta hierba natural se recomienda con mucha frecuencia para tratar la depresión. Algunos estudios escorts barcelona han demostrado su eficacia contra la depresión en periodos largos de tiempo.

Haz ejercicio: después de hacer ejercicio, no es raro experimentar un sentimiento de intensa felicidad, que los corredores experimentan con muchísima frecuencia. Se ha demostrado a base de estudios científicos que practicar 3 horas a la semana de ejercicio cardiovascular moderado, puede ayudar a mejorar bastante nuestro ánimo.

La vitamina D: la vitamina D del Sol es un componente bioquímico que dota a todas nuestras células de las energías necesarias para funcionar correctamente y para regular nuestras hormonas y nuestro estado de ánimo. Si a través de la alimentación no podemos alcanzar las cotas necesarias de esta vitamina, podemos optar por suplementarnos.

Cuida tu intestino y ayuna: ya lo decían los antiguos filósofos, que para sanar de mente y cuerpo hay que ayunar. Es un método que debe usarse con supervisión de un profesional, pero te puede dotar de una energía nunca antes experimentada y además, darle un descanso más que merecido a nuestro sistema digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *